11 grandes razones por las que sonreír nos hace más exitosos

Primero: Nuestra sonrisa muestra a los demás que somos amistosos.

Si un desconocido se acerca a ti y establece contacto visual contigo y luego te regala una amplia sonrisa, tendrás una idea bastante clara de que está siendo amable y que, sin duda, no quiere hacerte daño.

Por el contrario, nos resultaría mucho más difícil ofrecer confianza al desconocido que lleva el ceño fruncido o rasgos faciales poco amistosos.

Segundo: Una sonrisa puede hacer feliz a la gente.

Cuando alguien te regala una sonrisa, aunque sea un desconocido, sueles devolverle la sonrisa.  En ese momento disfrutas de un destello de comunicación positiva sin decir una palabra. Mientras caminas por una zona concurrida, como una calle principal, puedes hacer esto cientos de veces en un periodo de tiempo muy corto. 

Cuando sonríes a alguien que aún no lo ha hecho y te devuelve la sonrisa, has aportado un momento de felicidad a su vida que, quién sabe, podría durar todo el día.

Tercero: La sonrisa es contagiosa.

Cuando pasas mucho tiempo en compañía de alguien que sonríe mucho, pronto descubrirás que su sonrisa empieza a contagiarte.  Es difícil no devolver una sonrisa; la mayoría de nosotros lo hacemos a nivel subliminal sin pensarlo.

Cuarto: Sonreír puede hacerte popular.

¿Qué tipo de personas prefieres? Una persona que tiene un rostro cansado y apático. ¿Una expresión que puede reflejar sus pensamientos internos de aburrimiento y preocupación? O bien, ¿prefiere a alguien que siempre está sonriendo y muestra que tiene una pasión entusiasta por la vida?

Creo que para la mayoría de nosotros la elección sería obvia.

Quinto: Sonreír puede ayudarte a hacer nuevos amigos

Del mismo modo, pocos elegiríamos a una persona miserable como amigo. Aceptémoslo, todos queremos a alguien que sea burbujeante, feliz y positivo. 

Sexto: Una sonrisa suele ser devuelta

Cuando alguien te devuelve la sonrisa te hace sentir bien por dentro. Acabas de establecer una comunicación corta pero muy positiva y posiblemente el primer paso en el proceso de conocer o hacer amistad con alguien nuevo.

Séptimo: Sonreír te hace ser positivo y feliz por dentro.

Cuando sonríes es difícil sentirte infeliz, negativo o triste de alguna manera. Sonreír te da entusiasmo y empuje, además de crear un hábito.

Octavo: Una sonrisa te hace parecer mucho más atractivo.

No se ven muchos famosos o personalidades de los medios de comunicación que no sonrían, porque si lo hicieran es bastante seguro que su popularidad empezaría a caer rápidamente.

Noveno: Sonreír también te ayuda a ser memorable para los demás.

¿Te has dado cuenta de que las personas que sonríen suelen ser mucho más memorables que las que no lo hacen? Es un hecho que es 3 veces más probable que recuerdes a la persona que está sonriendo que a la que lleva rasgos negativos o neutros.

Décimo: Lo más importante, ¡¡¡sonreír es bueno para la salud!!!

Cuando sonríes te resulta mucho más fácil lo que estás haciendo. Libera el estrés, las preocupaciones y la tensión que puedas haber acumulado a lo largo del día. A largo plazo, desarrollar el hábito de la sonrisa será una de las cosas más inteligentes que puedes hacer para mejorar la mayoría de los aspectos de tu vida.

Undécimo: Los efectos de la sonrisa pueden durar horas

Cualesquiera que sean los problemas y desafíos que tengas en tu vida, sonreír los pone temporalmente y los detiene.  Durante un tiempo te olvidas de los problemas y te vuelves positivo, y mientras estés en un estado positivo tienes mucho más potencial y poder para avanzar y mejorar tu vida.

Por último: ¡Sonreír es GRATIS!

Nunca te vas a quedar sin sonrisas y siempre tendrás suficientes para todos.  Cuando sopesas los puntos positivos de sonreír, es una decisión fácil de tomar para hacer muchas más sonrisas y compartirlas con tanta gente como sea posible.

Sigue sonriendo.

Deja un comentario