Actitud de gratitud

Tu vida es mejor cuando te sientes bendecido, cuando puedes mirar a tu alrededor y decir “Gracias, Dios” o “Gracias universo”. Seas religioso o no, cuando ves la vida como un regalo maravilloso, tu experiencia es más rica. Imagina ir por la vida como si fueras un niño, y cada mañana es Navidad.

Por supuesto, es fácil pensar que la gratitud proviene de tener lo que queremos. Podríamos imaginarnos dando gracias si tuviéramos dinero, una familia amorosa y tal vez una casa en la playa. Pero sabemos que hay gente malagradecida, infeliz con estas cosas. También sabemos que hay gente pobre llena de gratitud por lo poco que tiene, entonces ¿de dónde viene este sentimiento?

Creando Gratitud

Una actitud de gratitud surge de cómo miras las cosas. Es el sentimiento natural que surge cuando reconoces el valor real de las personas y las cosas en tu vida. Concéntrate en lo bueno y no podrás evitar tener una mejor actitud y experiencia de vida. La gratitud, entonces, es algo que puedes fomentar, algo que puedes aprender.

El primer paso es parar y oler las rosas. ¿Cómo puedes estar agradecido por algo que no notas o disfrutas? Por cierto, las rosas huelen muy bien.

El segundo paso es hacer de este enfoque apreciativo de las rosas y la vida un hábito. No necesitas ignorar la fealdad del mundo. Elige conscientemente ver las cosas buenas y hermosas, hasta que hacerlo se vuelva automático.

Una forma de fomentar este hábito es comenzar a escribir cada cosa positiva que te sucede y todas las cosas que te gustan. Continúe así hasta que empiece a ver automáticamente las cosas buenas de la vida. Si alguna vez compró un automóvil blanco y comenzó a ver automóviles blancos por todas partes, sabe cómo la conciencia y el enfoque pueden alterar su percepción de la realidad. De la misma manera, una vez que eres consciente de lo bueno y comienzas a buscarlo, comenzarás a ver cosas maravillosas por todas partes.

Ejercicios simples como el anterior entrenan tu mente con el tiempo. Cuando tienes el hábito de “contar tus bendiciones”, el resultado natural es la gratitud y una experiencia de vida mucho más rica. Tendrás una actitud de gratitud.

Deja un comentario