Aprende a afrontar las dificultades

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos; es porque no nos atrevemos que son difíciles”.

Séneca el Joven

Esta es una gran cita para contemplar y aplicar a tu vida.

¿Con qué frecuencia escuchas a la gente quejarse? Elige un tema: el amor, la amistad, la carrera, etc. La lista de temas de los que se queja la gente es interminable. Tú y yo no somos diferentes. Tal vez no nos quejemos de cada una de estas cosas, pero lo más probable es que haya algo de lo que nos quejemos con gran regularidad.

Ahora bien, a veces las quejas son simplemente una forma de desahogar algo de frustración en el momento, pero realmente no queremos que nada cambie en este ámbito. Sin embargo, lo más frecuente es que alguien se queje regularmente de un problema concreto

Si me dieran un dólar por cada vez que oigo a una amiga quejarse de la dificultad de encontrar un buen hombre, podría organizarle una gran fiesta de bodas o quizás simplemente comprarle un marido en algún pequeño país del tercer mundo. Cuando pensé en el problema de mi amiga Donna y le apliqué la cita de Séneca, ¡se me encendió una bombilla sobre la cabeza como en los dibujos animados!

¡Era cierto! Donna tiene dificultades para encontrar un buen hombre simplemente porque no es lo suficientemente atrevida. Claro que sale en citas y trata de mantener una vida social activa, sin embargo se mantiene alejada emocionalmente. No está dispuesta a atreverse a nada cuando se trata de su corazón, así que ¿cómo puede esperar que alguien lo haga por ella? Claro que puede haber alguien, en algún lugar, pero también se está perdiendo relaciones, al menos amistades, con algunos chicos realmente buenos simplemente porque tiene demasiado miedo de atreverse a preocuparse.

Eso es triste. Todos sabemos que el amor es maravilloso pero también es aterrador, sin embargo tenemos que arriesgarnos para experimentarlo plenamente. A veces podemos salir heridos, pero la mayoría de las veces la recompensa es mayor que el riesgo. No hay garantía de que si Donna se abre y se atreve a amar vaya a encontrar el amor de su vida, pero sí hay garantía de que una vida llena de amor es más gratificante que una que no lo está.

Tengo otro amigo que también tiene miedo de atreverse. Jeff odia su trabajo. No, no es exactamente así. Le encanta el trabajo en sí, pero realmente odia la empresa para la que trabaja. Considera que es muy difícil trabajar para la dirección (y si un pequeño porcentaje de las historias que cuenta son ciertas, tiene razón, es un lugar horrible para trabajar).

Sin embargo, cada vez que le sugiero que busque un trabajo en otro lugar sale con alguna excusa sobre lo difícil que sería. Es cierto que el mercado de trabajo no es muy bueno, pero él es un trabajador cualificado en un campo de gran demanda, así que estoy seguro de que podría encontrar algo. Ha condenado su búsqueda de empleo incluso antes de empezarla porque no es lo suficientemente atrevido.

No sería justo compartir los ejemplos de mis amigos sin señalar mis propios defectos.  Probablemente la mayor dificultad en mi propia vida está dentro de mi matrimonio y eso es simplemente porque no me atrevo lo suficiente emocionalmente allí. Me he vuelto demasiado complaciente y doy por sentado a mi esposa y a mi matrimonio. Necesito atreverme más emocionalmente.

Así que piensa en las dificultades de tu propia vida y aplica la regla de Séneca, y luego decide si puedes ser más audaz.  Te deseo lo mejor.

Deja un comentario